Principales razones para usar el alambre de púas en cercos de seguridad

Toda propiedad privada requiere de acciones y objetos para considerarse como tal y proteger su estado social, una de las principales actividades es proteger el sentimiento de lo propio e impedir que terceros no autorizados puedan entrar al terreno y hacer lo que quieran en su interior; a nadie le gustaría que las personas entraran y salieran con total libertad del patio trasero de su casa o pudiera pasear su ganado libremente por sus prados, por lo que hay que implementar algún mecanismo físico que impida que esto suceda.

Hay métodos más indirectos como instalar alarmas o algún letrero que indique que no puede ingresar con libertad a esa porción de terreno, pero no todas son eficientes ya que en la mayoría de los casos simplemente pueden ser ignorados y violar el derecho a la propiedad privada; por eso, se requiere de un mecanismo directo, que represente una barrera física para que personas o animales extraños o no autorizados penetren su casa, negocio, industria, edificio o finca.

Nos referimos, por supuesto, a los encerramientos, una técnica muy antigua pero increíblemente efectiva que literalmente pone una barrera que los malhechores no podrán atravesar con tanta facilidad, al punto en el que en el interior de su terreno verdaderamente se sienta seguro de los intrusos. Hay diversos materiales con los que puede hacer el cercamiento, unas más útiles que otras, pero si de verdad desea poner una barrera que desde lejos ya diga: «soy impenetrable» deberá utilizar la alambrada de púas en Barranquilla.

Se trata de un sistema de seguridad simple, de fácil acceso, sencilla instalación y que aporta protección efectiva mediante la inclusión del alambre de púas en Barranquilla, dos tiras de acero galvanizado enrolladas que cada ciertos espacios incluye nudos pilosos desarrollados en el mismo material del cercado y que al contacto generan cortes profundos y dolorosos, impidiendo que las personas y animales se acerquen y traten de saltar o esquivar.

Este sistema entorchado permite otorgarle firmeza, elasticidad y la imposibilidad de ser cortado con tanta facilidad, además, su recubrimiento galvanizado y plastificado permite darle resistencia ante las condiciones climáticas que normalmente afectan a los cercados como lo son la oxidación por las lluvias y los rayos UV. Llegados a este punto sabemos que es imposible no tener este sistema incluido en el cerramiento en malla eslabonada en Barranquilla en sus hogares, fincas, negocios, industrias o edificios; pero hay mucho más que este simple alambre tiene para ofrecer.

Intimidación

Muchas veces no es necesario infligir un daño en los malhechores para que sepan que entrar a ese lugar es peligroso, sólo se necesita una actitud dura y apariencia de impenetrable para conseguir el mismo efecto y no se les ocurra irrumpir en su propiedad privada.

Justamente eso es lo que consigue la alambrada de púas en Barranquilla; por intuición todos los que vean esos filos sabrán que intentar trepar es sufrir fuertes punzadas que lo harán imposible, así mismo, de intentar cruzar en medio de ellos se cortan la piel y el daño afectará de tal manera los nervios que el dolor hará insoportable avanzar o si lo trata de cortar le tomará mucho tiempo.

Accesible económicamente

Sabemos que hay otras opciones en el mercado de los cercamientos, como muros o barricadas de madera, pero si un método de protección tan antiguo como un alambre y algunas púas sigue siendo una opción es porque ofrece una increíble calidad precio; por un costo extremadamente inferior que sus contrapartes, puede obtener un altísimo nivel de seguridad. Esto es muy útil para aquellas personas que no pueden invertir muchos recursos en un encerramiento, pero que buscan algo efectivo.

Versátil

¿Debe instalarlo para impedir que el ganado se le escape de su porción de pastoreo? o ¿necesita de un cerramiento para impedir que los malhechores ingresen a su bodega y le roben la mercancía? o quizá ¿sólo necesita encerrar su terreno para diferenciarlo del de su vecino y así poder legitimar su derecho a la propiedad privada? Pues bien, para todo esto y más, la alambrada de púas en Barranquilla es la solución; no importa cuál es su finalidad con el cercado, un alambre trenzado y unas cuantas superficies filosas serán más que suficientes.

Además lo puede instalar sin importar el terreno, si es una pendiente, es plano, un deprimido, son cientos de miles de hectáreas o el suelo es inestable.

Personalizable

Por más de que sólo sea un alambre con púas que a primera vista parece simple y genérico, también puede darle un toque de personalización para reforzar ese valor único de su propiedad y diferenciarse del cercado de su vecino; esto es debido a que su recubrimiento plástico puede tener muchos colores que combinados adecuadamente le brindarán ese toque único al contorno de su terreno.

Como verá, no hay argumentos para no instalarla la alambrada de púas en Barranquilla como sistema de seguridad; si desea conocer más información lo invitamos a que se contacte a través del chat que encuentra en nuestro sitio web o nos llame al número (605) 319 86 17.